A través del tiempo el ser humano ha recurrido a formulaciones que contribuyen al buen estado de la piel; tal es el caso de los exfoliantes, productos granulosos que permiten la eliminación de células muertas, escamas e impurezas que se depositan en la superficie de la epidermis.

Al respecto, es importante saber que cada día se forman nuevas células en la capa más profunda de la piel, las cuales van subiendo hasta alcanzar la superficie, proceso que se efectúa en periodo de 28 a 30 días. Lo anterior impide que la epidermis se desgaste, pero da lugar a la acumulación de residuos que pueden ocasionar problemas a la piel, como obstrucción de poros y apariencia.

Por estas razones, el uso de exfoliantes ha ganado terreno en el ámbito cosmético, pues suavizan, iluminan y devuelven la belleza a la piel. Entre sus principales ingredientes se encuentran materiales granulosos, a base de extracto de Ginseng, Minerales del Mar Muerto, extracto de Pepino, Manzanilla, Aloe Vera, y extracto de Papaya. .

Cada etapa es distinta: 
La exfoliación limpia la epidermis a profundidad, lo que, además de los beneficios antes mencionados, permite que la piel aproveche el paso de sustancias que la oxigenan y nutren; puede realizarse 1 ó 2 veces a la semana cuando la piel es grasa, si es normal o seca cada 15 días y en caso que sea sensible lo recomendable es cada 15 ó 30 días (usando productos hipoalergénicos).

Cabe destacar que los exfoliantes tienen diferentes mecanismos de acción, por ejemplo, hay algunos que separan a las células muertas de la superficie de la piel al disolver la fina barrera de tejido que las une, en tanto otros desincrustan escamas, puntos e impurezas. Dichos productos pueden encontrarse en forma de gel o crema, y se aplican antes o durante la ducha mediante suave masaje en vientre, caderas, nalgas, extremidades y rostro, prestando especial atención a las zonas más secas y ásperas (como rodillas y codos). Ahora bien, este método se efectúa de distinta manera dependiendo de la edad de la persona:

Gel para Exfoliacion Rico en Minerales

Adolescentes. Durante esta etapa llega a ser común que la epidermis del rostro presente abundancia de sebo, por lo que resulta conveniente exfoliarla hasta dos veces por semana, pues además de que se controlará el exceso de brillo facial, esta acción prevendrá brotes de acné.

Adultos. Hay que elegir exfoliantes a base de productos naturales ricos en minerales, ya que son benéficos para combatir las primeras líneas de expresión.

Posterior a la exfoliación, hay que aplicar alguna crema (específica para rostro y cuerpo), ya que ésta cubre y protege piel y cutis al retrasar la pérdida de agua, o bien atraen humedad y la mantienen. Estos productos deben aplicarse mediante suave masaje.

Es importante mencionar que el uso excesivo e inadecuado de productos exfoliantes puede deteriorar la piel, por ejemplo, eliminar la barrera de grasa natural, inhibir el funcionamiento de las glándulas productoras de sebo, reducir la retención de humedad y promover la deshidratación de la epidermis. Asimismo, pueden desgarrarse las fibras de colágeno y, por ende, manifestarse líneas de expresión, arrugas y flacidez.

Seacret es una compañia con los productos mas novedosos hechos a base de aceites y sales ricos en minerales del mar muerto, estos productos estan disponible para tu uso cotidiano y que obtengas los beneficios de un excelente cuidado de la piel.

Mas Informacion Seacret

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>